background

"Decídete a triunfar. El mayor descubrimiento que uno puede hacer es que nada es imposible."

AUTOR DESCONOCIDO




Cuando tenía 17 años, me invitaron a jugar en la liga juvenil de voleibol más competitiva de América del Sur en Río de Janeiro, Brasil. Fue durante mi último año de secundaria en Buenos Aires, Argentina, y aceptar esa oferta significó no solo mudarme a otro país con un idioma y cultura diferentes, sino también dejar la escuela secundaria y tener que rendir los 13 exámenes al final del año para poder graduarme.

Por extraño que parezca, mis padres aceptaron dejarme ir a hacer esa experiencia y me hicieron prometer que terminaría graduándome de la escuela secundaria ese mismo año.

La mayor parte de mis maestros no estaban contentos con mi decisión y varios me pidieron que lo reconsiderara e incluso me dijeron que tenía que elegir entre estudiar o practicar deporte competitivo de alto nivel, pero no le presté mucha atención a sus argumentos ya que ninguno de ellos. tenía alguna idea de lo que significaba ser un estudiante-deportista.

Era difícil imaginar que esa decisión terminaría siendo el primer paso hacia una vida de aventuras y grandes oportunidades alrededor del mundo.

En muchas partes del globo se piensa que ser un deportista sea perjudicial para la vida del estudiante y no se puede concebir que un hombre o una mujer joven pueda sobresalir tanto en los deportes como en el mundo académico. La realidad, por otro lado, ha demostrado que muchos de los estudiantes más exitosos también son deportistas competitivos y esto sucede en todos los niveles de educación, desde la escuela primaria hasta la universidad.

Hoy en día, mi trabajo me lleva dentro de la vida de los jóvenes que terminan su etapa como estudiantes-deportistas y se adentran en el mundo de la búsqueda de empleo y la redacción de currículums.

Hace unos 15 años escribí mi primer currículum y desde entonces comencé a apreciar el hecho de que en muchos lugares del mundo global, la experiencia del estudiante-deportista es reconocida como un valor agregado para los cazatalentos.

El hecho de que los estudiantes-deportistas tengan que lidiar con la organización de sus horarios de lecciones, prácticas, viajes, vida personal y, en muchos casos, trabajo, es visto como una habilidad extraordinaria que permitirá que el nuevo y joven trabajador se adapte más rápidamente a su trabajo y al entorno en constante cambiamento.

No solo, sino que también los cazatalentos miran a los jugadores de deportes en equipo y los roles de liderazgo y sin duda los deportistas pueden estar orgullosos de tener experiencia, a veces durante muchos años, en posiciones dentro de sus equipos que pondrán sus currículums en la parte superior de la pila en el escritorio de cualquiera que busque agregar un nuevo empleado.

Si estás leyendo este blog y te sientes abrumado con tu vida como estudiante-deportista o ves que su hijo tiene problemas para lidiar con el deporte y la escuela, recuerden que todo vale la pena y que la mayoría de los momentos difíciles pasarán para dejar el camino libre hacia una vida de grandes éxitos.

Etiquetas
Publishing date
5 meses ago

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.